Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 7 de marzo de 2009

The Epiphany

DALE LA CONCHA DE TU MADRE!
Por Dios, que tráfico de mierda. No puede ser que no avancen, no se dan cuenta que llego tarde?.
Ahi esta, se despejó. Ahora si, piso fondo y a la mierda. La verdad que no estoy llegando tarde, pero no puedo esperar a llegar a los lugares. Me embola tardar, no puedo serenarme en un viaje. Me acuerdo de esa vez que llegué a Mar del Plata en 2 horas... Que bronca! Cómo podía ser que me hubiera demorado tanto?!
Ahh, y estos, otros. Gauchos pelotudos, te dejan a las vacas dando vueltas por el medio del campo, y siempre hay alguna que se mete en la ruta y la tenés que pagar por boludo. Uy boludo pará que freno, se me puso la vista en blanco, no siento más el asiento, me parece que me llevé a la vaca puesta AAAGGHH!.



Abro los ojos. Veo nubes a mi alrededor. Un paraíso frente a mis ojos. A lo lejos, veo la presencia de un amigo, cuyo nombre no recuerdo, pero que conozco a la perfección, incluso diría que de antes de nacer.

Me encantaría ir corriendo a abrazarlo, pero acá parece que la gente es igual de pelotuda, y le gusta ir despacio, como si uno tuviera toda una eternidad por delante.

No hay comentarios: